Cooperación

Cooperación
合作

Cooperación / 合作

Cooperación / 合作

Sumario

En el centro del pensamiento de Xi Jinping[1] sobre la diplomacia se encuentra la idea de «construir un nuevo tipo de relaciones internacionales definidas por la cooperación ganar-ganar». La «cooperación ganar-ganar» (合作 共 赢 ) se presenta como alternativa al tipo «antiguo» (es decir, dominado por Occidente) de relaciones internacionales, el cual es visto por los diplomáticos chinos de más alta jerarquía como dominado por una mentalidad de guerra fría y por una confrontativa lógica del «todo o nada». China argumenta que, en lugar de ello, la cooperación debería respetar la «diversidad de culturas de vías de desarrollo», mientras que los asuntos internacionales deberían ser tratados a través de una «coordinación de políticas» basada en intereses compartidos o comunes. La cooperación debería ser «mutuamente beneficiosa» y contribuir al «desarrollo común». Si bien en el discurso de la ONU se entiende la cooperación como un medio para alcanzar un objetivo compartido ya existente, el pensamiento político chino contemporáneo considera en cambio la cooperación como un medio para descubrir intereses comunes y construir «relaciones amistosas» basadas en el principio de «buscar terreno común manteniendo las diferencias». A nivel interno, la construcción de intereses compartidos se considera fundamental para «remover los obstáculos al desarrollo pacífico de China en el mundo».

Análisis

El relato de que la cooperación entre Estados debería ser cordial, mutualmente beneficiosa y promover el desarrollo común ha sido central en el discurso de la política exterior china desde la fundación de la RPCh. Esta retórica de solidaridad no es exclusivamente china, sino que es la retórica del sur global. Sin embargo, en China posee una particular connotación relacional y de reciprocidad. El experto en relaciones internacionales chinas Qin Yaqin argumenta que en el pensamiento político chino, la cooperación es entendida como un medio para encontrar «intereses comunes» y crear así poder relacional, sustentado por el poder de las relaciones humanas.[2] Es por este motivo que la diplomacia de cumbres internacionales tiene un papel central en el modo en que China conduce su política exterior, como por ejemplo el Foro para la Cooperación entre China y África (FCCA), la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y los varios foros de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés). La hipótesis subyacente es que siempre existen intereses comunes y que sólo se trata de descubrirlos, por ello la «cooperación pragmática» siempre es posible. Detrás de la retórica de beneficio mutuo, particularmente en el contexto de «cooperación amistosa» con países del sur global a través de ayudas o préstamos del exterior, existe la creencia que los beneficiados responderán con apoyo político, por ejemplo negando reconocimiento político a Taiwán o votando junto a China en las Naciones Unidas. Los llamados a «intensificar la cooperación internacional» usualmente incitan también a intensificar el «multilateralismo» (多边主义).

Más allá de lo anterior, el término chino para «cooperación», hezuo (合作), puede referirse a prácticamente cualquier tipo de transacción o interacción entre dos o más partes, volviéndolo probablemente el término más erróneamente traducido y malinterpretado de las relaciones sino-occidentales. Para las empresas estatales chinas, tomar parte en la «cooperación internacional» significa participar en la inversión y comercio exteriores. Los «departamentos de cooperación internacional» de los ministerios se ocupan principalmente de protocolo y ceremonia y de mantener el contacto y organizar conferencias; los «centros de cooperación internacional» de provincias chinas son principalmente organizaciones que promocionan negocios de exportación. En el contexto del COVID-19, la «cooperación pragmática en el campo de la salud» con Francia hace referencia a la venta de máscaras y ventiladores.

La expresión de «cooperación solidaria», por otro lado, fue frecuentemente utilizada por Xi Jinping para subrayar el apoyo chino al sur global y contrarrestar las críticas al ocultamiento inicial de la pandemia por parte de China. La «cooperación cultural» tiene el fin de promover apreciación, comprensión y respeto «mutuos» y forma parte del esfuerzo oficial de «contar bien la historia de China» (讲好中国故事). De todos modos, «cooperación cultural» también puede significar proveer a pueblos africanos de televisión digital o establecer estaciones de televisión conjuntas. La «cooperación al desarrollo internacional» china incluye ayuda exterior y préstamos para el desarrollo en el contexto de la BRI. Su propósito es promover la construcción de la «comunidad de futuro compartido para la humanidad» (人类命运共同体), es decir, la visión china del multilateralismo.

[1] Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China: «Build a New Type of International Relations Featuring Win-Win Cooperation», Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China, 20 de junio 2016, disponible en <https://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/wjb_663304/wjbz_663308/2461_663310/t1376908.shtml>

[2]Qin, Y., A Relational Theory of World Politics, Cambridge University Press, Cambridge, 2018, p. 258.